Ese oscuro objeto del deseo

scrap

Sin dudas, el título de esa película de 1977 tiene una fuerza increíble. Y aunque soy una enamorada de las películas de Luís Buñuel, este post no va de cine. Pero, ya que he mentado al genio, aprovecharé para recomendar un libro muy interesante a los amantes de la obra del aragonés.

El libro de Agustín Sánchez Vidal cuenta la relación de amistad  que hubo entre Buñuel, Lorca y Dalí y desentraña muchos mitos sobre la obra de estos tres grandes creadores españoles del siglo XX es este: Buñuel, Lorca y Dalí: el enigma sin fin. Creo que es una obra imprescindible para comprender las claves del surrealismo cinematográfico, poético y pictórico de estos tres genios españoles.

Me fui por los cerros de Úbeda. Pero, no todo en la vida se resume a la rutina de la vida cotidiana y al scrap. Ahora, retomando la cuestión del deseo me gustaría traer a colación “la segunda noble verdad” del budismo. Hago un inciso para dejar claro que no soy budista, pero me gusta estudiar las religiones y sus modos de ver, entender y manipular el mundo.

“La segunda noble verdad” del budismo dice que el sufrimiento psicológico humano tiene su origen en el anhelo. Parte del principio que el deseo de conseguir objetos, logros, aceptación, aprobación… es  constante en la naturaleza humana. Añade que el  ser humano es un ser que desea sin cesar. Pero, advierte que ese deseo provoca frustración cuando no se concreta en una realización. Y resalta que lo más irónico es que en la mayoría de las veces, si alcanzamos la satisfacción del deseo, disfrutamos poco y enseguida empezamos a desear otros objetos o logros personales.

Si “la segunda noble verdad” trata de una verdad universal, no lo sé. Pues, nunca he convivido con tribus que están al margen del sistema capitalista y del bombardeo mediático que nos dice cómo de flacos y jóvenes debemos parecer y cuánto debemos consumir para ser unos guays. Pero, sin duda es una verdad que se aplica a nuestra sociedad mediatizada.

Llegados a este punto, si sigues leyéndome, no sé si te habrás dado  cuenta dónde quiero llegar. Es que el tema del deseo da mucho de sí. No es en vano que las grandes empresas y corporaciones se gastan cantidades astronómicas para crearnos todo tipo de deseos con el afán que estos se concreten en una relación de compra-venta. La generación de anhelos es constante para que el consumo no decaiga. Lo que realmente no les importa ni un bledo es que nos satisfagamos plenamente con nuestra vida o nuestros bienes. Necesitan nuestros deseos.

La industria del craft no es distinta y nos produce a los aficionados constantes deseos de poseer todo lo bonito y práctico que hay en el mercado. Llega ser paradójico que tanta oferta termine por minar nuestra creatividad. Antes, no teníamos un determinado material y nos la ingeniábamos. Ahora, en cambio, sufrimos confundiendo la necesidad con el simples deseo de poseer.

Tenemos varias alternativas para mitigar esto.

-la primera: dejarnos seducir con el canto de sirenas y frustrarnos por no poder acceder a todo;

-la segunda: comprar todo y generar problemas en la economía y/o en las relaciones familiares;

-la tercera: abandonar el hobby por no poder hacer frente a tantos deseos;

-la cuarta ( y mi favorita), aprovechar al máximo todo lo que tenemos recuperando aquel ingenio primigenio que nos hacía dar mil vueltas a nuestras neuronas. Creo que es una alternativa muy buena para la mente y para nuestro bolsillo.

¿Cuántos de nosotros disfrutamos haciendo nuestras casi infinitas “listas de deseos”? Si realmente no logramos una satisfacción tan grande al tener estos objetos ¿por qué seguimos en este ciclo vicioso de desear, comprar, arrinconar  muchos objetos?

Preguntas sin respuestas. Vaya, me he pasado. Normal, es que en este tema de nuestros oscuros objetos del deseo, solo nosotros mismos podemos encontrar nuestra respuesta personal.

En la próxima entrada de este blog, el día 20 de octubre, a las 9h, presentaré propuestas concretas de cómo recuperar y valorar las cosas que hemos deseado tanto y luego las hemos dejado de lado. En esta ocasión, utilizaré un sello de Paper Smooches que me volvía loca mientras estaba en la tienda y luego nunca le di una oportunidad.

Así que no os perdáis.  Además no dejéis de pasar por el blog de Yolanda, Scraping time, donde nos daremos cita varias blogueras presentaremos 3 proyectos cada una utilizando uno de nuestros sellos otrora deseados y ahora abandonados.

Besos y gracias por leerme.

Anuncios

10 comentarios en “Ese oscuro objeto del deseo

  1. Definitivamente, tu blog es una pasada y tú increíble! Me encanta esta entrada y estoy completamente de acuerdo contigo pero por suerte, de vez en cuando nos “iluminamos” y empezamos a reutilizar nuestros productos olvidados… Estoy deseando de ver qué has hecho con tu sello. Bs

    1. Nos iluminamos transitoriamente y luego caímos otra vez en la trampa del deseo….Si esto ya es casi una patología, jejejejeje
      Me alegro que hayas podido leer hasta el final. Reconozco que me extendí demasiado.
      Besos y feliz finde.

  2. Muy bien hilados los temas y muy interesantes tus argumentos. Como extra de mala suerte, este “culo veo, culo quiero” de la interminable cadena de anhelos se materializa en el mercado craft en artículos llenos de colores preciosos, texturas, formas. Si es que no se puede aguantar tanta cosa bonita.
    Pero por lo pronto, mañana toca ver tus tres grandes creaciones de reciclaje y reutilización y seguro que con la satisfacción del deber cumplido… te permitirás caer en la tentación y regalarte alguna cosita craft, no? jeje

    1. Cuando los españoles y portugueses llegaron a América sedujeron a los indígenas con espejos y bolitas brillantes. Ahora nos seducen con papelitos y lentejuelas…jejejejejejeje.
      Es ser humano es un animal de costumbres.
      Ostras…que es mañana la fecha clave y me falta todavía el último proyecto…y yo con estos pelos (por ahí van los tiros, jejejejej)

Me ilusionan tus comentarios

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s