Pocket Letter Pals

(sin nombre)

Origen: Pocket Letter Pals

Anuncios

Pocket Letter Pals

(sin nombre), Pocket Letters

Hace algún tiempo descubrí las pocket letters y os confieso que me quedé encantada con ese tipo de proyecto.

Por si alguien no lo sabe todavía qué son las pocket letters, os explicaré someramente. En una funda tamaño A4, dividida en 9 bolsillos de 2,5″ x 3,5″  (6,4 cm x 8,9 cm), colocamos 9 tarjetas decoradas.

Normalmente se suele confeccionar cada tarjeta teniendo en mente una temática y una paleta de colores, pues cada tarjeta será parte del conjunto final.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Lo que hace que las pocket letters  sean especiales, no es solo su composición, sino que están pensadas para regalar o para intercambiar con compañeros de scrap. De ahí que, detrás de cada tarjeta -dentro de los bolsillos-, enviemos “chuches scraperas”, una carta y un pequeño regalo.

image-0001

 

Ejemplos de “chuches  scraperas” que suelo enviar:

  • figuras o palabras de madera
  • die-cuts 
  • chipboards  
  • pegatinas de scrap
  • troquelados caseros (hechos con la Big shot o la Cameo)
  • botones de diversos materiales y formas
  • clips con formas especiales
  • cintas, Baker’s twine, cordones
  • brads
  • eyelets
  • marquitos de madera, chipboard, resina o metal
  • enamels, brillantes, perlas
  • chapas y rinhestones
  • pinzas de madera o metal
  • lentejuelas

Como regalo, hasta el momento, solo he enviado sellos acrílicos porque en la mayoría de las veces no conozco bien a la persona con la cual debo intercambiar. Pienso que los sellos son un básico para los “scrapers” y siempre nos vienen bien a todos.

En el grupo de facebook Art Pocket Letter, hemos hecho un intercambio ahora en noviembre. La temática era libre, pero teníamos que cumplir con una serie de requisitos. A continuación, os pongo la imagen que me cedió Vero con los requisitos:

requisitos_reto_inter_nov

 

Y ese fue el resultado:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Aquí se puede ver en detalle algunas de las tarjetas:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Para esa PL he usado varios tipos de vellum estampado, tinta líquida, sellos, troqueles, die-cuts, brillantes, cuerda, botones, cintas, embossing caliente, etc.

Para enviar las chuches, decidí hacer paquetitos de regalo para aumentar el efecto sorpresa.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Mirando ahora, veo que no están muy coordinados los colores, sin hablar del  sobre la carta que me quedó la mar de feo. Reconozco que tengo que mejorar mucho en ese punto para el próximo intercambio.

Antes de colocar la pocket letter en el sobre de correos, decidí empacarla en condiciones y ese fue el resultado. En realidad, no sé si me gusta o no, aún estoy decidiendo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

El mejor reto del mundo

(sin nombre)

Hoy vengo con una entrada muy breve. Se trata de mi participación en el reto  en beneficio del Hospital maternoinfantil Sant Joan de Deu de Barcelona.

La iniciativa surgió hace cuatro años con el fin de cada niño ingresado tuviese un punto de libro como regalo en el día de Sant Jordi. A parte eso, también se incluyó la donación  tarjetas artesanales para recaudar dinero en beneficio del hospital. Para mayor información sobre ese precioso proyecto, os remito al blog que organiza todo esto: 3 flowers

El año pasado, confeccioné varias tarjetas y puntos de libro, pero tuve la mala fortuna que mi paquete nunca llegase a su destino. Este año, enviaré mi sobre certificado porque me dio mucho coraje que se perdiese mi contribución después de haber puesto tanta ilusión.

Este año, os confieso que no estaba muy inspirada y he buscado la inspiración en mis archivos de fotos. Ganas y buena voluntad sí que puse, pero necesité mirar antiguos proyectos que había hecho y las fotos de los proyectos que se perdieron para mi participación de 2015 para arrancar a crear.

Tal como nos pidió Andrea del blog 3 flowers, deberíamos hacer dos tarjetas para cada punto de libro. Aquí van mis trabajos.

Los puntos de libros:

Los dos primeros están inspirados en dos puntos que hice el año pasado y que tanto me habían gustado.  Los tres están hechos con diseños cortados con la Cameo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ahora os dejo con tarjetas que irán acompañadas de sus respectivos sobres:

1) tarjeta sin ñoñerías imitando un 3 en raya.

El fondo está cortado con la Cameo. Los corazones y la palabra están hechos con la big shot y troqueles. La palabra “siempre” fue hecha con 3 troquelados superpuestos de un troquel de La pareja creativa.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

2) tarjeta tierna (o ñoña) inspirada en la tarjeta que hice tiempos atrás para mi sobrina Carolina. Usé las mismas sobras de papel para el paraguas porque los tonos coral con el verde dan como resultado una combinación que me encanta. En esta ocasión opté por hacer una tarjeta de felicitación con un troquel de La pareja creativa.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

3) tarjeta marinera. No puedo negar mi tendencia a abusar de ese troquel, principalmente para crear el mar en sus diferentes tonalidades. Queda claro que el mar es uno de mis temas recurrentes.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

4) tarjeta de felicitación de aire más infantil. Esa sirenita estaba en algunos puntos de libros (de los que se perdieron el año pasado) y quise volver a utilizarla porque me resulta una figura sencilla y tierna. Por suerte me quedaba un trozo de papel rosa con dorado para hacer la cola de la sirena.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

5) tarjeta polivalente. Parece increíble que tenga más de 9 mil diseños y sin embargo haya utilizado este mono unas 3 veces en mis proyectos…eso es amor, jejeje. En realidad, cuando corto figuras con tantas capas suelo hacer dos o tres iguales para aprovechar la cartulina; o por si algo me sale mal, tener repuestos. En el caso del mono, repetí varias veces porque a la hora de cortar la boca, la cuchilla me estropeaba la cartulina texturizada. Así que cuando cambié la cuchilla hice tres monos. Esa es la explicación real de la historia, aunque  también le tengo aprecio al bichito, jejeje. En esa tarjeta decidí no poner ningún sentimiento explícito porque considero que no hace falta. El corazón puede ser amor, amistad, agradecimiento, lo que cada uno interprete. Los colores salen demasiado saturados en la foto, lo siento.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

6) tarjeta para muchos fines. Esa es la tarjeta  que se quedó peor parada en la foto. Los tonos se han distorsionado bastante, pues hoy el día carece de luminosidad y no hubo manera de ver reflejados los tonos exactos. Lo siento, pero os garantizo que no tienen esos colores tan chillones por un lado y apagados por otro. Es todo más armónico de lo que se ve. Al menos esto me parece.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Desazón

(sin nombre)

Os advierto, a modo de prólogo, que el post es largo y denso. Estáis a tiempo de abandonarlo sin que yo os incomode con mis reflexiones.

Creo que a muchos nos ha pasado que cuando descubrimos el scrap como una enorme industria de cosas preciosas para crear proyectos nos asustamos un poco dada la diversidad de materiales, marcas, colecciones, estilos, etc. Y en ese primer momento, miramos los precios y nos damos cuenta que es un hobby muy caro si pretendes tener un poco de todo. Pero, al principio, solo pensamos en comprar dos o tres cositas que nos hacen mucha falta para crear un álbum o hacer cualquier otro proyecto.

Recuerdo que antes de mi primera compra, que incluyó la Big shot, pensé qué cosas no podría hacer bien sin esas herramientas tan caras. En ese momento tuve claro que los círculos no me saldrían bien a mano y por eso eran mi prioridad. De ahí que en mi primera compra los troqueles de círculos para la big estuviesen incluidos. Me recuerdo que me quedé tan contenta con mi kit de papeles de Teresa Collins, mi big, mis troqueles y la cinta de doble cara que no pensé en comprar nada más en aquel momento.

Después empecé a desear más troqueles y papeles, pero tampoco había empezado mi vorágine consumista. El desencadenante de una serie de compras de materiales fue el descubrimiento de los grupos de facebook donde veía vídeos de materiales  “imprescindibles”, vídeos tutoriales con herramientas carísimas, etc. Empecé a pensar que con todas esas cosas haría cosas mucho  más bonitas. Cuando tuve todo los imprescindibles, veía otras cosas que presuntamente mejorarían mi trabajo. Con todo eso, fui perdiendo aquella dulce ingenuidad de crear de la nada algo bonito. Empecé a ver muchos tutoriales y blogs hasta que llegué a este punto: terminé saturada de tanta información.

Ahora, me encuentro en una especie de crisis creativa. Pues tengo la sensación que soy como una ensambladora de piezas. Me dedico a estampar un sello (no lo dibujo yo) y a cortar con un troquel que evita la menor imperfección. Luego todo el mérito estará en si he pegado recto o torcido, en la paleta de colores y si los elemento armonizan entre sí.

Todo eso lo digo sin pizca de amargura. Quizás con un poco de desencanto. Pues, cuando empecé quería tener más facilidad para crear, ahora parece que los diseñadores de papeles, sellos y troqueles crean por mí. Y si fuera poco,  blogs de las grandes marcas extranjeras agotan casi toda posibilidad creativa, pues ponen cincuenta mil versiones de proyectos con los mismos materiales, que se hace complicado inventar algo que no lo hayan hecho. ¿No se dan cuenta que es un poco desalentador tener ideas y cuando las vas a poner en práctica, porque al fin llegó tu pack de sellos desde los EEUU, ya han hecho todas las versiones posibles de tarjetas? ¿Creen que nos satisface la sensación de haber hecho una copia, aunque no sea una copia premeditada? ¿No se dan cuenta que nos gusta la ilusión de ser capaz de crear algo que sintamos como nuestro.

Muchas personas compramos los mismos sellos, mismos papeles, maderas y enamels, para mí el resultado no puede ser otro que hacer versiones de un mismo objeto. Está claro que nuestros trabajos difieren unos de otros por los colores o colocación de los elementos. Con eso no quiero decir que no exista espacio para la creatividad. Claro que lo hay, pero cada vez es más limitado. Porque son miles de personas haciendo las mismas tarjetas con los mismos sellos que ya no sé si es sano ver tantos blogs y estar en tantos grupos de facebook.

Otro tema importante, aunque más delicado, es la adicción a las compras. Casi todas tenemos una   wishlist que tiende al infinito, pues para cada material que compramos surgen veinte o treinta más de nuevas colecciones que son tan deseables. Es el cuento de nunca parar de gastar. ¿Acaso habéis sumado todo lo que habéis gastado en scrap? ¿Os decís continuamente que es una inversión? ¿Usáis la excusa de “no fumo y no bebo algún vicio puedo tener”? ¿Vuestras parejas saben exactamente cuántos gastáis?

No, no me contestéis, solo son preguntas retóricas. Conozco mis respuestas (y no son nada positivas) y he meditado mucho sobre el tema. Mis conclusiones son estas que expongo:

1. La industria del scrap no para de crear materiales interesantes (sellos, troqueles, tintas, papeles, adornos, etc.). Es imposible que se pueda acceder a tanto sin una tarjeta black o que Bárcenas nos dé el dinero (vale, no somos corruptos y por ahí no pasaríamos). ¿Entonces cómo gestionamos eso? ¿Deseamos, nos convencemos de la utilidad de las cosas, las compramos y culpabilizamos? Si es así, algo va mal.

2. ¿Realmente se necesita tantos productos hechos? Antes creábamos con regla, cúter y tijeras y lo que pillábamos por casa y ahora necesitamos “tropecientas” cosas para un simple proyecto. ¿Dónde está nuestra capacidad de improvisación? ¿Qué fue de nuestra creatividad no contaminada por la presión de la industria?

3. De los pack de cosas que compramos ¿nos sobran muchas cosas que no sabemos que uso dar? Por ejemplo, los die-cuts suelen traer cosas que no veo sentido o cosas feas. A veces, ni la mitad es realmente interesante, eso también pasa con los blocks de papel decorado o con los sets de sellos. Hay un porcentaje de materiales que estará condenado al olvido. Esos materiales no nos han salido gratis, son los daños colaterales a nuestro bolsillo.

4. ¿Por tener  más herramientas o poseer los papeles más chulos los proyectos son los mejores o los más bonitos? Todas sabemos la respuesta a eso. Entonces ¿por qué seguimos deseando más y más cosas hechas? ¿Por qué no intentamos crear con lo mínimo? ¿Por qué dejamos que nos influyan tanto para consumir sin control? Está claro, las marcas y las tiendas quieren verte gastando a raudales ¿pero crees que es la mejor manera de gastar tu dinero? ¿No te gustaría tener una casa más chula o unas vacaciones de ensueño? ¿Por qué gastas tanto en un hobby?

¿Pero para hacer scrap es necesario consumir y acumular tanto? ¿No os genera culpa gastar constantemente para este hobby?

Ya sé que estoy poniendo el dedo en la llaga. Ya sé que gracias a los grupos de facebook hemos conocidos a personas maravillosas y hemos aprendido mucho. También sé que son innegables los beneficios de las manualidades. No niego los aspectos positivos del scrap, pero, esto es una especie de ejercicio de cartarsis, y como tal debe tocar fondo.

Después de pensar mucho sobre el tema y hablar con algunas compañeras de afición, he decido que quiero proponerme un reto. Quiero volver a lo primitivo, a lo básico. Quiero empezar a ver lo maravilloso de las cosas que tengo y sacarles el máximo partido. Quiero retarme a no gastar más en scrap mientras tenga tantas cosas sin estrenar y otras muchas mal aprovechadas.

¿Están sacando cosas nuevas muy lindas? Ok, dentro de unos meses habrá otro CHA y vendrán otros miles de productos y así sucesivamente. Siempre habrá cosas lindas, pero si no recupero mi creatividad de poco me servirá. Y además, seguiré sintiéndome incómoda conmigo misma.

Dudo hasta este mismo instante si doy al botón de publicar este post tan agrio e incómodo, pero seguiré adelante: lo publico.

No apta para golosos

(sin nombre)

Bueno, ya os avisé que esa entrada no era apta para golosos. Pero como la curiosidad os corroía tuvisteis que entrar. Pues nada, ahora corred a la pastelería a por una rosquilla o la cafetería a por un capuchino.

Con esta tarjeta participo del reto Curtain all inspiration challenge que tiene como tema Donut Delight.

donut delight

Reconozco que esa tarjeta es un tanto rara. El papel que utilicé para la base estaba en la caja de los retalles de mi etapa más vintage. Pero he decido darle una oportunidad. Lo primero que hice fue cortar la tarjeta con la forma actual, pues estaba pensada para el reto de este mes de La Pareja Creativa en un principio. Luego me quedé sin saber qué hacer con ella, porque ya tengo publicadas otras tarjetas en dicho reto y tampoco era plan de ir de mega-acaparadora. Como podéis ver el interior está estampado con aires vintage, por eso necesitaba una portada que tuviera algo que ver.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y como hoy me entró goleta, me acordé del combo de sellos y troqueles Love you a latte de Lawn Fawn. No sé si os convence mi elección o no. Yo aún la estoy asimilando. Os confieso que me dejé llevar y puse a hacer unos 5 pares de tazas y platos y por fin me decanté por los que veis. Me gusta que los platos y las tazas no sean iguales…manías mías.

Taza de la abuela para una tarjeta con aires vintage: aquí tenéis el capuchino del desayuno o merienda (como se estila en España). Ah, la canela os la ponéis a gusto.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La foto es algo penosa, porque últimamente los días por aquí carecen de luminosidad y me es imposible encontrar un hueco con luz natural decente. Pero, no me quejo de este tiempo, porque aquí en Levante la lluvia es muy bienvenida.

Animalito a pequeña escala

(sin nombre)

En esta ocasión os presento mi participación en los tres  retos de las siguientes páginas web: A blog named Hero,  Wednesday challenge de Simon says stamp y Paper Smooches

El requisito para participar en reto de A blog named Hero es hacer una tarjeta a pequeña escala. Para poder aunar este reto con el de Simon says stamp estoy utilizando un sello donde aparece un animal. El sello en cuestión es del pack Surf and turf de Paper Smooches.

small scale_logo

La temática de Simon says stamps es All creatures great and small

wed-challenge-badge_zpsf506d7ee

SPARKS BADGE (1)

Os dejo con mi tarjeta

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La idea de hacer la tarjeta circular  está inspirada en una tarjeta que hice la semana pasada. Aunque para este proyecto he dado muchas vueltas y he hecho muchos cambios sobre la marcha. Al principio iba utiliza el vellum azul para el cielo, pero me pareció que faltaba luminosidad y opté por hacer un cielo con Distress ink tumbled glass sobre cartulina blanca y utilizar el círculo de vellum para el mar. Para dar volumen, puse el cielo sobre un círculo de goma eva antes de pegarlo a la base azul oscura.

Las olas están hechas con el troquel Stitched hillside borders de Lawn Fawn que ya he utilizado en varias ocasiones. Aquí, en esa tarjeta, he repetido la combinación de vellum y cartulina con purpurina que ya había utilizado en otra tarjeta. Además, al mar de esta tarjeta añadí una capa más de cartulina estampada y otra capa de cartón kraft para dar coherencia y tener un lugar donde poder poner la frase. La gracias está que este cartón tan chulo que emula la arena es un trozo de una caja de arroz ( pssss, que no se enteren los guiris). Al cartón troquelado le puse la estampación del sello con embossing caliente en tono azul claro.

Paper piecing para el reto de 3flowers

(sin nombre), 3flowers

Hoy os traigo mi participación en el reto de tarjetas de 3flowers. No pude resistirme a la propuesta de Yolanda Garrido del blog scrapingtime a quien admiro mucho. El tema del reto, como ya anuncia el título de este post, es el paper piecing que viene a ser la técnica de rellenar un diseño con trocitos de papeles. En ese caso, he elegido sellos de Mama Elephant  Up and Away y he utilizado la técnica en el paraguas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Sobre una tarjeta blanca he puesto una base negra con los bordes troquelados con el   troquel más grandecito del pack Sew fancy de Mama Elephant. A continuación, he troquelado una cartulina blanca y he entintado el cielo en tono azul claro, dejando unas zonas sin tinta para simular las nubes.

El suelo está hecho con 3 packs de troqueles. Primero troquelé un rectángulo de cartulina verde con el mismo troquel de Lawn fawn, Small stitched rectangle, que usé para el rectángulo en blanco. Luego, con otro troquel de Lawn Fawn, del pack Hillside borders, corté el borde ondulado con pespunte, y por último, marqué las ondulaciones del terreno con el troquel Stitched dies de Paper Smooches.

El  conejito está recortado a mano y pintado con copics y el paraguas está hecho con la técnica del paper piecing. Explico brevemente por si alguien no conoce la técnica. Para lograr este  paraguas estampé varias veces el sello del paraguas en distintos papeles de tonos coordinados. A continuación, recorté a mano cada trocito que se correspondía a una zona del paraguas. Después estampé solo la parte del  sello que contenía el paraguas en el fondo azul claro. Luego, elegí el orden de los trocitos con la combinación que más me gustaba y los pegué sobre el dibujo estampado; puse almohadillas de volumen y añadí el conejito.

El sentimiento está hecho con un troquel de La Pareja Creativa con la técnica del falso chipboard, que consiste en añadir varias capas de un mismo troquelado pegadas unas sobre las otras y así lograr un volumen extra como se tratara de un cartón.

3ª Participación en el reto de La pareja Creativa del mes de febrero

(sin nombre), card, scrap, scrapbooking, Tarjetas

Reconozco que parezco una persona compulsiva. Venga, a hacer tarjetas como una loca, jejejee. Pero, digo yo: si las bicicletas son para el verano; las tarjetas son para el invierno. Con esta ola de frío ¡qué bien se está en casa disfrutando del scrap!

Esa es mi tercera participación en el reto de La Pareja Creativa del mes de febrero. Para conocer los criterios del reto y ver los estupendos trabajos de las diseñadoras y participantes es solo pinchar en la foto del cartel.

reto-2

Como veréis, a continuación,  la tarjeta que presento hoy no tiene nada que ver con las dos anteriores que presenté en el mismo reto. Esa tarjeta tiene una mayor elaboración y un número mayor de materiales usados en su ejecución. Pero aún así, no tengo claro si es mi favorita, pues tengo un cariño especial a la tarjeta del gatito que puedes ver aquí.

Os comento un poco el proceso. La idea de esta apertura y el uso de estos sellos de Paper Smooches  lo tuve claro desde un primer momento. Tenía la intención de crear algo que fuese una mezcla de dibujos y de realidad por eso intenté crear un fondo más realista con embossing caliente y tintas de varios tonos de azul.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pero justo con el fondo de la tarjeta empezaron  los problemas. Me faltaba un azul más oscuro de tintas distress, y como no lo tenía, eché tinta líquida y lo mezclé todo. Una vez  resuelto el problema del fondo (que no quedó exactamente como yo deseaba), empecé a darle vueltas a cómo hacer la portada. En un principio, la portada quedaría en blanco, pero me pareció demasiado sosa. Entonces corté el vellum azul para cubrir  las dos partes superiores, pero resultó demasiado cargado y chillón. Entonces, troquelé las estrellitas en el vellum azul y decidí usarlo solo de un lado. Luego, pensé en estampar un sentimiento, pero no tenía mucho espacio. Fue entonces, cuando vi la luz al final del túnel y saqué mi troquel de LPC (que no le doy descanso al pobre) y mi goma eva negra con brillo (que os vais a hartar de verla en mis posts) y aquí tenéis el resultado.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAComo hoy el cielo está tan encapotado por estas tierras, tuve que hacer contorsionismos para poder sacar las fotos algo decentes, os dejo una imagen desde otro ángulo donde podréis ver al extraterrestre de glossy.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

2ª Entrada del reto de La Pareja Creativa del mes de febrero

(sin nombre)

Después de buscar por la red retos de tarjetas, me di cuenta que lo que realmente me apetecía era volver a participar en el reto de febrero de La Pareja Creativa. No lo hago solo por el premio, que no lo niego que me hace ilusión, sino porque la temática me parece estupenda. El objetivo este mes es crear tarjetas con aperturas diferentes de las convencionales.

reto-2

Me he dado cuenta que los retos que están relacionados con los elementos estructurales me gustan más que los retos temáticos. Quizás porque cuando toca una determinada festividad, suele haber una saturación que termina cansándome. A su vez, las estructuras se pueden adaptar prácticamente a cualquier temática.

La tarjeta que presento hoy está sacada de un archivo de la tienda de Silhouette. El archivo original se llama hello card, pero yo le  hice algunas modificaciones. Cambié la palabra en inglés por un troquelado en goma eva que hice con el troquel de La Pareja Creativa. También eliminé un lacito que venía de adorno y creé una base en negro para realzar el diseño y dejar la tarjeta con más contrastes y más sólida.

La paleta de colores que utilicé tampoco guarda relación con el diseño de la tienda. He optado por los tonos gris y negro para el gatito. Decidí romper la seriedad del gris, blanco y negro  con un magenta estridente y un toque de brillo.

Os dejo con el lindo gatito …

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Reto del mes de febrero de La Pareja creativa: una apertura original

(sin nombre), card, scrap, scrapbooking, Tarjetas

Hoy vengo con una nueva participación en los retos de la La Pareja Creativa. En esta ocasión, el reto consiste en crear una tarjeta que tenga una apertura original. Bueno, no entraré en la polémica de que si ya está todo inventado o si todavía se puede crear algo original. Entiendo que nos piden que hagamos un proyecto que no utilice el cierre estándar.

Pinchando el logo podréis ver las tarjetas preciosas de las DTs y de las participantes en el sorteo de los 20 euros en productos de su tienda.

reto-2

Dio la casualidad de que este fin de semana, mientras me planteaba la tarjeta, me enteré de la venta de papeles en el Aldi y decidí ir a echar un vistazo. Para mi sorpresa los papeles no estaban nada mal para tarjetería, forrar libretas o alterar objetos. Además, hay un aspecto positivo que veo en estos papeles que es su gramaje  muy superior al de varias marcas de scrap. Para proyectos de scrap con fotos no los recomiendo, pues no aparece por ningún lado del etiquetado la información que están libres de ácido.

Cada vez más creo que a la hora de invertir en materiales, conviene tener en cuenta que los materiales no fungibles como los sellos y troqueles nos son más útiles y versátiles para crear proyectos que los papeles por si solos. Los papeles se van en un santiamén (o terminan en nuestra caja de intocables), y los sellos y troqueles permanecen con nosotras por muchísimo tiempo…esperemos  que para toda la vida.

Este es un reto donde aprovecho para dejar de lado mis perjuicios sin sentido. Acepto usar los papeles de supermercado y vuelvo a reconciliarme con las mariposas. Ojo, que nunca estuve peleada con las mariposas del reino animal, sino que tenía aborrecido el uso excesivo que se hace de este elemento en los trabajos de scrapbooking.

Después de todo ese circunloquio os pongo las fotos de mi muy azucarada tarjeta

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Aquí la podéis ver la tarjeta abierta con esa especie de escotilla que hice con acetato, goma eva y cartulinas…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El círculo de dentro está rematado con boli de gel blanco en un falso cosido, pero no logré captar ese efecto en la fotografía.